Los orígenes del masaje

masaje2-bg (1)

Se cree que la palabra masaje deriva de distintas fuentes. La raíz latina mansa y las raíces griegas massein o manso significan: tocar, asir, estrujar, o amasar. El verbo francés masser también significa amasar. La raíz árabe mass o mass’h y la raíz sánscrita makeh se traducen como “apretar con suavidad”.

Es probable que los hombres de las cavernas se frotaran las magulladuras. La gente, no teniendo otros métodos de curación, recurría en las diferentes circunstancias de la vida al único recurso que le era accesible – las manos. El masaje en su forma original, o sea, como una simple fricción, una caricia, surgió como recurso terapéutico en los albores del desarrollo de la humanidad. Según la tradición, la gente, intentando aliviar el dolor, realizaba fricciones y percusiones en el lugar del trauma. En muchas obras famosas y manuscritos se hablaba de las manipulaciones que ahora relacionamos con el masaje, o sea, la fricción, el amasamiento y la percusión, y que ampliamente se empleaban con fines higiénicos o curativos.

En el comportamiento animal, ejemplificado a través de la aplicación de presión, frotamientos o lametones, manifiesta que el masaje se emplea de forma instintiva para aliviar el dolor o curar las heridas.
Se cree que el arte del masaje aparece mencionado por primera vez en un escrito hacia el año 2000 a.c.-, y su aparición en documentos es continua desde el año 500 a.c. Las obras médicas egipcias, persas y japonesas están llenas de referencias al masaje. Hipócrates abogaba por los masajes y los ejercicios gimnásticos. Esculapio, eminente médico griego, basaba su labor exclusivamente en el masaje. Los masajes son parte de la medicina manual y a lo largo de la historia han mantenido su autonomía en la mejora de la salud.

Ya en el siglo XIX el masaje no es algo que se realiza de modo intuitivo, se estudia sus bases fisiológicas, se especifican los métodos y maniobras para las distintas finalidades a conseguir. Paralelamente y avanzando en el tiempo, surge la Osteopatía, la Quiropraxia, se diferencian distintos métodos ó técnicas: el Masaje Sueco, Masaje Reflejo, Drenaje Linfático Manual, Masaje Deportivo, Masaje Transverso Profundo (Cyriax), Shiatsu, Quiromasaje, Masaje de Polaridad, Masaje Californiano o Esalen, Masaje de los Tejidos Profundos, Técnica Neuro Muscular, Trager, Rolfin y por supuesto los que mezclan maniobras de distintas técnicas para conseguir el fin propuesto.

¿Quieres encontrar un refugio ante el estrés y la rutina diaria?. Nuestro compromiso es tu bienestar


Call Now Button