La importancia de exfoliar la piel de manera correcta

El cuerpo tiene la capacidad espontánea de restaurar las células muertas por nuevas células en perfecto estado cada 30 días aproximadamente. Sin embargo, conforme pasa el tiempo o se atraviesa un periodo de debilidad, tensión o fatiga, esta renovación se hace más lenta, y como consecuencia, la piel pierde su oxigenación y humectación natural, se va asfixiando tras no poder eliminar del todo las células muertas, y la piel comienza a lucir apagada, poco jovial y sin vida al no poder absorber correctamente la humedad y los nutrientes, por este motivo no puede oxigenarse correctamente.

La exfoliación es un ritual de belleza muy sencillo que retira células muertas e impurezas de las capas exteriores de la piel, ayuda a la estimulación y circulación de los fluidos linfáticos que contribuyen a la eliminación de toxinas, y sirve como masaje mejorando la circulación de la sangre.

Los efectos de la exfoliación son inmediatos: afina la superficie de la epidermis, la alisa y suaviza, cierra los poros, le da elasticidad y la fortalece, dejándola luminosa y resplandeciente. También contribuye a atenuar, y en algunos casos a desaparecer, marcas y cicatrices, además de facilitar la absorción e incrementar la eficacia de las cremas de tratamiento.
Si sientes tu piel asfixiada tenemos el tratamiento perfecto.

Si sientes tu piel asfixiada tenemos el tratamiento perfecto.


Call Now Button